Entrevista a Dra. Najia Lotfi “El Corán promueve la Economía Social

11 Feb 2020

ENTREVISTA | Dra. Najia Lotfi: “El Corán promueve la economía social"

Najia Lofti es economista especializada en economía y finanzas islámicas. Es directora y presidenta de CoopHalal, la primera cooperativa de Servicios Financieros Islámicos en Cataluña.

Las finanzas islámicas y la banca Islámica en especial es un sector que está ganando terreno dentro del sector financiero internacional, debido entre otras razones a la responsabilidad social, la ética, la solidaridad y el medio ambiente. No obstante, la economía islámica sigue siendo bastante desconocida en general. Para acercarnos a conocer más acerca de su funcionamiento y la proyección que tiene en Cataluña, conversamos con la Dra. Najia Lofti.

¿Qué es la economía islámica?

La economía islámica es un modelo económico que se funda en base a los preceptos del Islam o de la legislación islámica: el Corán y la Sunnah. Se trata de una economía socialmente responsable, ética y moral. Por lo tanto, pone a la persona en el centro del interés del sistema económico y no al margen.

¿De dónde surge tu inquietud por este tipo de economía?

Teniendo en cuenta las diferentes crisis sociales y económicas vividas, me veo en la obligación de mostrar que existe otro modelo, otra manera de hacer economía y finanzas, basada en la estabilidad, en la no especulación, en la prohibición de la usura o del préstamo con intereses. Características de una economía que a la larga generan estabilidad y evitan las crisis.

En Cataluña existen entidades bancarias éticas que trabajan bajo estos principios. ¿Qué aspectos tienen en común y en qué se diferencian las finanzas Islámicas y las finanzas éticas?

Las dos trabajan bajo la responsabilidad social: financian proyectos socialmente responsables, tienen en cuenta el medio ambiente y son solidarias. La diferencia existente es que la banca islámica no funciona con préstamos a cambio de un interés como lo hace la banca ética. La banca islámica funciona con inversiones reales, con productos reales para proyectos reales. Y así es como mantenemos el vínculo entre la economía real y la financiera, no hay números imaginarios. Los clientes son a la vez socios, lo cual se traduce en que al final el banco y el cliente se reparten tanto los beneficios como las pérdidas, si las hay. Se trata de un contrato donde participan las dos partes por igual.

¿Si alguien que no fuera musulmán quisiera abrir una cuenta con vosotros, podría?

Las finanzas islámicas o los bancos islámicos, en particular, están abiertos a cualquier persona que sea o no musulmana. El único requisito es que el cliente tiene que estar de acuerdo con los principios de funcionamiento: la responsabilidad social. Los bancos islámicos no financian armamento, ni la trata de personas, ni las guerras, ni cualquier proyecto que perjudique el medio ambiente.

La banca islámica realiza un estudio riguroso de cada proyecto que va a financiar y si no ven una probabilidad alta de éxito no lo financian, con lo cual están consiguiendo además de los criterios de la Economía Social y Solidaria, la ética, la moral y la responsabilidad social, unas tasas de rendimiento más elevadas. Los bancos clásicos continúan perpetuando las crisis con su forma de funcionar. Siguen inyectando liquidez cuando hay crisis y luego se vuelve a reproducir la crisis. En cambio los principios de la banca islámica evitan estos factores de crisis. Se prohíbe la especulación.

¿Existe la banca islámica en los países musulmanes?

La mayoría de los países musulmanes estuvieron colonizados por los países europeos, y con la colonización entraron la banca europea, la banca clásica. No fue hasta 1975 que se fundaron los dos primeros bancos islámicos. Desde entonces la banca islámica se ha ido desarrollando y a día de hoy ya se habla de unas quinientas instituciones financieras islámicas.

En algunos países europeos también existe la banca islámica. El Reino Unido, por ejemplo, tiene más de seis bancos propiamente islámicos y más de una veintena de ventanillas islámicas en los bancos clásicos. Alemania, Luxemburgo, Suiza o Francia, por ejemplo, también tienen sus sucursales de bancos islámicos. Por ahora, la primera institución financiera que tenemos en España es la CoopHalal. De momento como cooperativa con la intención de conseguir que se establezca un Banco Islámico en el futuro.

CoopHalal comparte espacio con las entidades que trabajan en la economía social y solidaria que forman parte del Grupo Ecos. ¿Qué relación tenéis con las cooperativas y las entidades que compartís este espacio?

Tenemos proyectos en común. Por ejemplo, tenemos un proyecto con la cooperativa de vivienda social, Sostre Cívic. También trabajamos con otras cooperativas de la rama de la economía social y solidaria, en proyectos de formación, de asesoramiento y formamos parte de la Red de Economía Solidaria (XES).

Del 4 al 6 de abril tendrá lugar el Tercer Congreso de Barcelona para las Finanzas Islámicas con el lema “Milagros de la Economía en el Corán y la Sunnah”. ¿Cuál es el objetivo de este congreso? ¿Qué significa este lema?

El objetivo de nuestras dos instituciones, el Centro de Estudios e Investigación en Economía y Finanzas Islámicas (CEIF) y la CoopHalal, es el de promover la economía y las finanzas islámicas. Este congreso anual es una de las actividades más importantes para nosotros. Se trata de un congreso internacional donde vienen ponentes internacionales para intercambiar ideas acerca de la banca islámica: sus principios, lugares dónde se está desarrollando, qué relación tiene con las crisis, qué solución aporta.

Bajo el lema “Milagros de la Economía en el Corán y la Sunnah”, el congreso de este año se centra en encontrar cuáles son los textos coránicos que tratan el tema de la economía y ver cuáles son las soluciones que nos aporta este sistema económico a las crisis y al bienestar.

Uno de los principios que se destacan de los textos que están en el Corán y en la Sunnah es la prohibición de los préstamos con interés, ya que es una forma de esclavizar a la persona deudora. Por ejemplo, en las finanzas clásicas vemos como una persona que tiene una hipoteca por 30 años, cuando ya ha pagado los 28 años y sólo le quedan dos años por pagar, si deja de pagar le quitan todo el piso. ¡Esto es una injusticia! Por el contrario, en la hipoteca con la banca islámica a medida que el cliente vaya pagando su vivienda va consiguiendo su propiedad, es decir, si ya ha pagado el 50%, este 50% del piso es suyo con lo cual el banco no puede actuar en lo que ya ha pagado.

Por lo tanto, el objetivo de este congreso es el destacar los principios económicos del Corán y la Sunnah y ver su impacto en las personas, en la sociedad, en el medio ambiente…

Uno de los principios del modelo de la interculturalidad es el de cuestionar las raíces de las posibles relaciones de desigualdad y poder. ¿Qué es para ti la interculturalidad?

Veo la interculturalidad como algo muy importante dentro de una sociedad. No se trata sólo de convivir, sino de aportar, desde nuestra identidad, algo a esta sociedad y este algo desde mi opinión no se centra sólo en la cultura, sino que va desde una diversidad financiera a una diversidad económica, social y solidaria. Existe una economía islámica que puede responder no solamente a las aspiraciones de los dos millones de musulmanes que viven en España sino a toda persona que tiene un compromiso con la sociedad, con la justicia y con la paz.

¿Cuáles son los retos de futuro?

A largo plazo establecer este sistema económico y financiero como un sistema más en España. Que la Ley Financiera permita operar a los bancos islámicos en España, lo cual beneficiaria al país. Hay muchas personas musulmanas que no están conformes con el funcionamiento de los bancos tradicionales y no invierten su dinero porque saben que algunos bancos lo invierten en armamento, en guerras… por lo tanto sus ahorros los tienen en su país de origen no en España.

Poder ofrecer una diversidad financiera aporta y no daña. Aporta e incluye a personas que, por el momento, se encuentran fuera de sistema bancario.

¿Qué dificulta que los bancos islámicos operen aquí?

Por una parte, la falta de voluntad política y, por otra parte, por culpa de los estereotipos, el racismo y el odio a todo lo diferente en general y lo islámico en particular. Son barreras que dificultan, pero que no impiden, ya que como cooperativa estamos funcionando gracias a las instituciones que nos han reconocido y que nos están apoyando, como el Ayuntamiento de Barcelona. Hay dificultades pero estamos trabajando en ello.

https://ajuntament.barcelona.cat/bombers/es/noticia/la-entrevista-najia-lotfi-el-coran-promueve-la-economia-social_793851